Consejos

LA LLEGADA DE UN BEBÉ A CASA CON UN GATO

By | Consejos, Gato, Veterinario | No Comments

La llegada de un bebé a una casa es un acontecimiento feliz, sin embargo para el gato puede resultar estresante puesto que cualquier cambio en su entorno puede desencadenar un estado importante de ansiedad y estrés. Dicha ansiedad o estrés se debe a que la llegada de un bebé supondrá cambios en la: distribución delbebe-duerme-con-gato-p mobiliario, hábitos nuevos en la familia, olores y sonidos nuevos, visitas

El período de adaptación varía según el carácter del gato. Podemos englobarlos en 3 estados:

– Los gatos más afectivos: son aquellos que buscan el contacto desde el primer momento.

– Los gatos miedosos, los más retraídos a los cuales la nueva situación no les gustará nada llegando a estar escondidos durante una temporada y con los que tenemos que trabajar más con ellos.

– Los gatos más prudentes; que son aquellos que en un primer momento se alejaran de esa situación nueva para ellos pero que poco a poco empezarán a tomar contacto.

El estrés puede cambiar su comportamiento pudiendo evitar el contacto con la familia, se pueden volver irritables y en algunas ocasiones agresivos. En algunos casos pueden llegar a marcar con orina y, en otros, sus conductas habituales pueden abandonarlas y volviéndose más inactivo. Por lo tanto lo primero que debemos hacer para evitar un comportamiento no deseado en el gato y así poder disminuir su cantidad de estrés es asegurar una adaptación poco a poco a la nueva situación que se va a producir.

Es por ello que esto lo podemos dividir en dos etapas:

  1. Antes de que llegue a casa el bebé

– Cambios en su territorio:

Muchas veces coincide que la zona de descanso del gato es la futura habitación del bebé. Si su comedero, bebedero, arenero o zonas de descanso se halla en esa habitación debemos proporcionarle zonas nuevas y que se adapte antes de la llegada del bebé. No hay que restringir el paso del gato a la futura habitación del bebé, debe investigar los objetos y aceptarlos. Lo normal es que reaccionen con curiosidad, con lo que estos momentos exploratorios de nuestros gatos deben ir acompañados de momentos positivos (caricias, golosinas…). En el caso que no queramos que utilice tanto la cuna como el parque de juegos del bebé podemos cubrir la superficie con papel adhesivo, es un tacto/sensación que no les gusta.

Para el gato es muy importante los olores, por lo que es aconsejable que “olores nuevos” como colonia, cremas… estén expuestas de vez en cuando por la casa para que el gato empiece a familiarizarse con olores nuevos.

Los gatos prefieren un espacio en el cual puedan trepar, escalar a sitios altos donde puedan controlarlo todo, también podemos proporcionar sitios oscuros como las camas tipo “iglú”.

Como ya hemos explicado a los gatos les estresa mucho cualquier tipo de cambio en su territorio, pero podemos facilitarle el trance. ¿Os habéis fijado que nuestros gatos se frotan por varias zonas de la casa?, rozan los laterales de la casa con los laterales de la cara y con el cuerpo. Al hacer esto marcan con feromonas; es una forma de decir “este es mi territorio”, dicho esto y con el fin de facilitarle la vida a nuestro gato y reducir su estrés recomendamos utilizar feromonas sintéticas (feliway), no es una medicación y en muchos casos son efectivas (es recomendable echar en las cosas del bebé ya que es inocuo y no es tóxico).

Mientras que esté la mami en el hospital es aconsejable que la persona que vaya al domicilio lleve ropa usada por el bebé y objetos utilizados por él para que se pueda acercar y olisquearlos. También podemos hacer grabaciones con los sonidos del bebé e intentar jugar con nuestro gato a la vez o premiarle, para que el gato lo relacione con algo positivo.

  1. Cuando el bebé llega a casa

Lo más importante de todo el proceso es No obligar nunca al gato a entrar en contacto con el bebé, podemos asustarle y/ producir una reacción indeseada en el animal.

A medida que el gato se vaya calmando se irá acercando por propia iniciativa, estos encuentros siempre deben de estar bajo nuestra supervisión. Lo normal es que reacciones con curiosidad, siempre es bueno acompañar estos momentos de presentación o que el niño este cerca en ese momento con alguna golosina; pero en el caso de que el gato reaccionará con miedo, ansiedad e incluso agresividad, significa que no está siendo capaz de adaptarse correctamente a os cambios que se producen. En algunos otros casos los gatos, debido al estrés pueden marcar con orina la cuna, cambiador.

Hay que tener en cuenta que un recién nacido hasta los 4 ó 6 meses no pueden mover la cabeza ni darse la vuelta por si solos en la cuna. Por ello es por lo que puede llegar a ser peligroso que el gato, buscando el calor al dormir, pueda dormir cerca de la cara del bebé y dificulte su respiración.

Algunos gatos se preocupan más por los niños que por los bebés; por ejemplo, un niño que gatea o cuando empiezan a caminar, en estas situaciones hay que tener en cuenta que el gat se puede asustar más por los chillidos, por eso es muy importante lo que hemos comentado anteriormente, lugares para esconderse. También al igual que con el perro a los niños hay que enseñarles a tratar y respetar al gato, acariciarlo, manipularlo correctamente porque no nos olvidemos, los gatos lo primero que pueden hacer es echar las uñas.

 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA ESTERILIZACIÓN EN NUESTRAS MASCOTAS?

By | Veterinario | No Comments

esterilizacion hem

“¿Por qué es importante la esterilización en nuestras mascotas?”, es una de las preguntas más frecuentes que nos hacéis en la clínica. Ante esta pregunta tenemos el deber de informar a los propietarios de perros y gatos sobre las ventajas que tiene para nuestras mascotas la esterilización.

Son muchos los beneficios para la salud de nuestras mascotas el hecho de estar esterilizadas. A continuación vamos a enumerar las ventajas tanto en perros como en gatos.

  1. Machos:

1.1 Perros:

Los perros pueden ser esterilizados a partir de los 8-9 meses. En ellos reducimos el riesgo de:

Tumores anales

           – Crecimiento anómalo de la próstata, y de sus consiguientes tumores

           – Tumores testiculares

– Con la esterilización también podemos solucionar problemas comportamentales, derivados del nerviosismo o ansiedad que supone para nuestro perro el hecho de no permitirle montar a una perra; uno de estos comportamientos podría ser el marcaje. También está indicado en problemas de dominancia.

1.2 Gatos:

Los gatos pueden ser esterilizados a partir de los 6 meses de edad. En ellos reducimos el riesgo de:

– El tan temido marcaje; ellos orinan en vertical en varios sitios dejando un olor muy fuerte, marcando su territorio aunque solo sea un gato el que vive en esa casa.

Fugas: se fugan de su casa en busca de gatas, se extravían, con el consiguiente peligro de perderse e incluso de que los atropellen.

– los gatos son muy sensibles al estrés, estar en una situación de excitación y nerviosismo puede degenerar en problemas de comportamiento y/o urinarios.

 

  1. Hembras:

     2.1 Perras:

En ellas tiene importantes ventajas como:

Evita infecciones de útero (piometras). Las edades más críticas son a partir de los 7 años, y un alto porcentaje de hembras no esterilizadas lo pueden llegar a desarrollar. Los síntomas que pueden aparecer son múltiples: decaimiento, anorexia, fiebre, vómitos, secreción purulenta por vulva… El tratamiento es quirúrgico, es considerada una cirugía de urgencia; con el consiguiente riesgo que conlleva entrar a un quirófano en no buenas condiciones. En algunos casos puede ser mortal para nuestra perrita.

Tumores mamarios-ováricos. Según estudios realizados, si esterilizamos a nuestra perra antes del primer celo reducimos en un 97% de probabilidad que aparezcan tumores de mama. A medida que nuestro animal va teniendo celos las probabilidades de desarrollar tumores de mama van aumentando. Los tumores ováricos, al extirpar los ovarios quitamos el riesgo de que aparezcan tumores ováricos.

– Evitamos pseudogestaciones (embarazos psicológicos) y los consiguientes problemas físicos y el comportamiento que eso conlleva.

– Evitamos el celo y sus incomodidades, desarreglos hormonales (celos no regulares).

 

2.2 Gatas:

En ella tiene importantes ventajas como:

Evita infecciones de útero (piometra)

Maullidos constantes, buscando “novio”. Los celos en las gatas no tienen tiempo, es decir, tienen muchos celos en todas las estaciones con lo que, estos celos suelen ser continuados pudiendo ser muy molestos

Tumores mamarios y ováricos. Al igual que en las perras, cuanto antes se esterilice evitamos, en una probabilidad alta que aparezca; además, según estudios, los tumores mamarios en gatas son malignos en un 90%.

–  Evita enfermedades de transmisión sexual (leucemia e inmunodeficiencia).

 

  1. Mitos sobre la esterilización:

– Pierden su “identidad”. Muchas veces tendemos a empatizar y pensar en cómo nos sentiríamos nosotros en su situación, pero, nada más lejos de la realidad no hay relación entre su condición emocional y sexual; solo notaran que están más tranquilos frente a lo anteriormente comentado.

– No predispone a la obesidad, ahora en el mercado hay piensos pensados para animales esterilizados, pero si mantienen la misma actividad y estilo de vida acorde con su raza, edad y sexo no tendrían porque engordar.

– “Es bueno que crie”, falso; las hembras no necesitan criar, no hay una relación sobre la reproducción y su condición emocional, su sexualidad la dictan las hormonas.

 

 

 

Cuidados del gato geriátrico

By | Curiosidades, Gato, Veterinario | No Comments

IMG-20130224-WA0039

Los gatos geriátricos se consideran mayores a los 10 años, esa edad es una edad de transición por lo que deberíamos tomar precauciones.

Revisión geriátrica:

Los gatos mayores deberían visitar regularmente al veterinario. Donde se valorarían, dentro de una exploración física, posibles problemas cardíacos, respiratorios, tiroides, estado de la boca… Se recomienda realizar una analítica sanguínea  general para valorar la funcionalidad del riñón, hígado y tiroides así como un hemograma para observar posibles alteraciones hematológicas.

Se recomienda seguir vacunando a nuestros gatos mayores, ¿por qué?, la razón es la siguiente: el sistema inmunitario se hace menos eficaz con la edad y el gato se hace más vulnerable a padecer procesos de origen vírico (sobre todo las que cursan en tracto respiratorio). Las vacunas estimulan su sistema inmunitario y le podrá permitir defenderse frente a ellas.

¿Cómo afecta el envejecimiento en ellos?

– Los gatos mayores duermen más, se calcula que pueden llegar a dormir alrededor de 18 horas al día.

– Sus sentidos como el gusto y el olfato, se pueden deteriorar con la edad, esa puede ser una de las casusas por las cuales pueden perder el apetito.

– Son frecuentes los problemas dentales, como dificultad en la masticación, halitosis, perdida de dientes, tumores en la boca, enfermedad periodontal grave… por lo que, si le duele la boca, por dolor, se resisten a comer.

-El funcionamiento del intestino puede ralentizarse, causando problemas como el estreñimiento una malabsorción de nutrientes con la consiguiente pérdida de peso.

Enfermedades frecuentes:

En gatos geriátricos una de las enfermedades más frecuentes y más a tener en cuenta es la insuficiencia renal, uno de los síntomas característicos es el aumento de la ingesta de agua y el aumento de veces que van a la arena a orinar (poliuria polidipsia), comen menos, decaimiento, y pérdida de peso. Las otras dos enfermedades importantes son el hipertiroidismo (aumento de la producción de hormona tiroidea) que cursa con animales que suelen comer mucho y tienen mucha actividad. Otra dolencia es la Diabetes, caracterizada por aumento de la sed, aumento de la orina y aumento en la ingesta de comida.

Otras enfermedades que pueden aparecer son: Enfermedades periodontales, Tumores, Artrosis, hipertensión…

En ocasiones, el mismo paciente puede padecer varias enfermedades en el mismo tiempo, es importante diagnosticarlas y tratarlas rápidamente para que nuestro gato tenga una buena calidad de vida.

 

Consejos de alimentación:

Los gatos mayores, en u principio sin ninguna patología, beben menos por lo que es preferible que se le proporcione una dieta húmeda (latas comerciales indicadas para su edad), dado que tienen alto contenido en agua.

La comida que se le debe administrar debe ser comida con bajo contenido en proteínas y fósforo, que eso de cara a enfermedades renales es beneficioso. Las comidas preparadas para animales “senior”, suelen tener controlados dichos valores aparte de tener un bajo aporte de calorías dado que a esa edad la actividad es menos y se mueven menos.

Consejos para su bienestar:

Con la edad los gatos pierden la capacidad retráctil de las uñas, por lo que es necesario cortárselas con frecuencia.

– Se acicalan menos, su pelaje cambia, y necesitan un cepillado frecuente.

– Les gusta descansar tranquilamente lejos de las zonas más frecuentadas de la casa.

– Hay que disponer un lugar cálido, cómodo y resguardado de corrientes de aire.

 

Cuando elegimos un gato

By | Consejos, Gato, Veterinario | No Comments

Cuando elegimos un gato para que forme parte de nuestra vida, debemos tener en cuenta de que, es un ser vivo, que va a permanecer en nuestra vida muchos años, por ello, requiere una serie de cuidados:

  • Preparar la llegada de nuestro gato: lo primero que debemos tener es pienso indicado para la edad del gato. Una bandeja higiénica-sanitaria con arena especial de gato. Debemos también proporcionarles comederos, uno para el agua y otro para la comida. Los gatos no tiene un metabolismo como los perros, su metabolismo lo llamamos “Ad libitum”, ósea a placer, la comida puesta todo el día. Es importante controlar la ingesta de comida, no rellenarle el cuenco por rellenarlo. Si no, tendremos un animal obeso.
  • Para dormir, a lo gatos les gusta dormir en lugares blandos, recogidos y calientes, aunque al final duerman encima de nuestra cama o en un sofá, podemos proporcionarles una cama mullida y confortable.
  • Los gatos son animales muy limpios, si les ponemos una bandeja sanitaria especial para gatos, con arena limpia, orinarán y defecarán ahí. Tenemos que cambiar con frecuencia la arena, a los gatos no les gusta tener que hacer sus necesidades en un sitio que está sucio, sino lo hacemos, nos exponemos a que, nuestro gato, orine y defeque en cualquier lugar de la casa. Hay diferentes tipos de arena: sepiolita (la más común), aglomerante y gel de sílice.
  • La alimentación en gatos es muy importante, por ello, debemos de cuidarles en cada una de las etapas en las que se encuentren nuestros gatos:
    • Gatito o crecimiento: desde el destete hasta el año de edad o hasta que le esterilicemos. Estos piensos tiene más aporte de proteínas y grasas

      indicados para el crecimiento de nuestro amigo.

    • Adulto: A partir de año. Sino le esterilizamos pasaremos directamente a este pienso. O si, por el contrario está castrado y no ha engordado, podemos, sin sobre alimentarle, darle también este pienso. Tiene la cantidad de proteínas y calorías exactas.
    • Esterilizados: Lo damos desde el momento en el que esterilizamos a nuestro gato. Tiene menos carga energética, indicados para gatos con menor nivel de actividad.
    • Senior: recomendado para gatos a partir de 10 años. Con bajos niveles de Sodio y proteínas adecuados a la edad del animal.
  • El período de vacunación de los gatos comienza entre las 6-8 semanas de vida. Se vacuna frente a enfermedades como la rinotraqueitis felina, calicivirus, panleucopenia y leucemia felina. La desparasitación en gatos está recomendado 4 veces al año.
  • En gatos que provienen de la calle, tiendas, perrera. Se recomienda realizarles la prueba de diagnostico de leucemia e inmunodeficiencia felina. Se trata de una prueba en sangre para determinar si tienen anticuerpos de las enfermedades. Si los tuviera, no se podría vacunar de leucemia felina y por supuesto, se recomendarían controles analíticos cada 6 meses o cada año, según situación médica del gato.
  • Los gatos son animales muy curiosos, exploran y juegan con cosas que le llaman la atención. Hay que tener cuidado con hilos que puedan ir unidos a agujas, a los gatos le gustan jugar con hilos y en ocasiones los pueden ingerir.Otro peligro para el gato son las ventanas abiertas. Hay muchos gatitos que aprovechando que tenemos abiertas las ventanas en verano tienden a pasearse por el filo de ésta, o por el contrario si ven algún estímulo, como puede ser un pájaro, pueden “ir a cazarlo” y entonces caen al vacio. Se conoce como “síndrome del gato paracaidista” y es una de las urgencias más comunes entre las estaciones de primavera y otoño. Ojo también con la ingesta de algunas plantas que pueden resultar tóxicas como pueden ser la flor de Pascua, azaleas, tulipanes.
  • En la educación del gato debemos tener en cuenta que no es un perro, los gatos no obedecen órdenes, no son jerárquicos. Las conductas que podemos inhibir son: saltar en la cama cuando estamos dormidos, saltar a la mesa cuando comemos, mordernos la mano o los pies al querer jugar con nosotros, arañar o subir por las cortinas… No debemos pegarles o gritarles, fomenta el rechazo hacia nosotros y fomenta la agresividad por miedo. Por otra parte el castigo físico, no produce sumisión como en el perro, podemos castigarles en el momento en el que se produzca la conducta que no queremos con sprays de chorros de agua, un pisotón en el suelo o una palmada fuerte en el aire. Hay juguetes con los que podemos jugar con ellos sin tener que utilizar nuestras manos; podemos utilizar cañas, pelotas o juguetes con una sustancia llamada catnip, que atraen a los gatos y fomentan que jueguen con dichos juguetes.
  • En cuanto a los celos de las gatas debemos de saber que son poliéstricas poliestaciones, eso quiere decir que tienen varios celos en todas las estaciones. Son muy ruidosas y maúllan de manera excesiva. Recomendamos la esterilización cuando son jóvenes para evitar problemas de mama e infecciones de útero.
  • En cuanto a los celos de los machos. Tienen tendencia a marcar su territorio, lo realizan mediante marcaje urinario, marcan en vertical y en diferentes sitios de la casa, la orina de los machos tiene un olor muy fuerte, para evitar todos estos problemas derivados del celo se recomienda la castración.
  • En los gatos hay que vigilar siempre alteraciones al orinar: dificultad al orinar, ausencia de orina o presencia de sangre. Si tenemos uno de esos síntomas, es una urgencia y hay que llevarlo al veterinario porque es posible que tengamos una obstrucción urinaria.

Cuando elegimos un perro

By | Consejos, Perro | No Comments

Cuando elegimos un perro para que forme parte de nuestra vida, debemos tener en cuenta, primero, que es un ser vivo que vivirá con nosotros muchos años y que, como tal, requerirá cuidados toda su vida. Es una elección responsable adquirida por el futuro dueño.

Cuando adquirimos un perro debemos tener en cuenta varios factores:

  • Elegir sus accesorios: Comederos (uno para la comida y otro para el agua); una cunita; y un pienso adecuado a su edad, tamaño y raza, así los perros que de adultos pesen hasta 10kg deberán comer un pienso para razas “Mini”, perros que de adulto oscilen entre los 10-25kg de peso podrán tomar pienso especial para razas medianas (medium), y perros de más de 25 kg de peso tomarán pienso para raza grande (large breed o Maxi).
  • Nuestro cachorro debe tener su habitación para cuando permanezca solo en casa o cuando duerma. Ahí estará separada su zona de descansar, de su zona de comer y beber, y separada también de su zona de defecar y de hacer pis.
  • Es preferible que, en un principio, nuestro cachorro tenga un par de juguetes, por ejemplo un mordedor y un juguete duro tipo “Kong”, el por qué es sencillo, no sabemos aún como es nuestro nuevo amigo, su carácter, algunos perros son muy nerviosos y destructivos con sus juguetes, si es así corremos el peligro de que, si es un juguete “blando”, lo destroce y mucho peor, que ingiera trocitos y tengamos un problema mayor y le pueda llegar a obstruir.
  • La primera noche que pasa un cachorro con nosotros es dura y complicada para él, es importante que intentemos acostumbrarle a pasar ratos solos, sin nuestra atención; a tener horarios no a responder a todas sus demandas. Es normal que llore o ladre los primeros días por la noche por ello no debemos pecar de levantarnos e intentar calmarle. Si le regañamos, solo estaremos acostumbrando a nuestro amigo a que cada vez que llora le hacemos caso.
  • Hay que acostumbrar a nuestro cachorro a no morder, no es bueno jugar con nuestras manos y pies, puesto que en un momento de máximo juego, nos puede hacer daño. Por ello siempre debemos inhibir el “mordisco”. Esto lo podemos hacer de dos maneras, dejando de jugar, nos alejamos de su lado y le ignoramos o bien con la palabra “NO” (con ellos funcionan las ordenes cortas y precisas). Hay que establecer unas normas básicas, un ejemplo típico como “ dejarle o no subir a la cama o sofá), si una persona le deja y otra no, le produciremos al perro un conflicto. Lo mejor es que los miembros de la “manada” lleguen a un acuerdo y lo reproduzcan siempre.
  • Si tenemos niños en casa también hay que educarlos en cómo se tienen que comportar con un cachorro: no pegarle, sus juguetes y sus horas de descanso.
  • Una vez que salen a la calle y para conseguir un perro equilibrado es bueno que se relacione con perros y con gente, fuera de su “manada”. Las primeras veces que el cachorro sale de su casa es mejor que le saquemos por sitios tranquilos, fuera del tráfico y zonas con poco ruido.
  • Pautas de comida: según la edad de nuestro perro lo recomendable es que tengan entre 3 ó 4 tomas de comida al día. No es aconsejable dejar la comida puesta todo el día, lo perros necesitan hacer la digestión para no tener problemas de “mala digestión”. Si les ponemos la comida y en 15-20 minutos no se la han comido, la retiraremos y la pondremos para la siguiente toma.
  • Al enseñar a nuestro amigos hacer pis y caca en la calle o dónde queramos en casa debemos saber que los perros suelen defecar o hacer pis al terminar de comer, después de jugar o al levantarse de descansar, seguidamente empezaran a olisquear, es en ese momento cuando, o bien les bajamos a la calle o bien les llevamos dónde queramos que lo hagan. Si lo hace dónde queremos, inmediatamente, hay que premiar a nuestro amigo, así aprenderá a que cuando hace lo que nosotros queremos tiene un premio (prohibido dar embutidos, chorizos, salchichón..) es preferible dar premios indicados para educar o galletas de perro. No sirve regañar a nuestro perro a la hora de haber hecho algo que nosotros no contemplamos. Si él viene a saludarnos después de no vernos en 3 horas y le regañamos porque hemos visto un pis fuera de su sitio, entenderá que si viene a saludarnos nos enfadamos. En ese caso es mejor, ignorar el pis y recogerlo cuando él no nos vea.
  • Pasear por la calle: Queremos dar un paseo tranquilo con nuestro amigo, disfrutar de él, no ir corriendo detrás de él con la lengua fuera. Lo mejor, primero es elegir bien si queremos collar o arnes. El arnés para perros grandes no se recomienda puesto que, fomenta que ellos tiren más. Si queremos un arnés que sea uno anti-tiro. Acostumbrar a nuestro perro andar a nuestro lado. Con palabras como “aquí” y dando un pequeño tirón, atrayéndole a nuestro lado y premiando su conducta cada vez que lo haga como nosotros queremos, eso puede ser suficiente, pero, hay perros que necesitan collares y arneses de adiestramiento para conseguirlo, pero, ojo!, ¡cuidado con los tirones que damos, podemos hacerle una lesión!.
  • Es obligatorio la identificación en perros, la edad legal máxima para identificarle son 6 meses de edad, aunque es recomendable ponerlo justo cuando vaya a salir a la calle con la, última vacuna de cachorro para evitar que, si se pierde, no lo volvamos a localizar. El microchip es “algo físico”, no una vacuna, se pondrá subcutáneo en la ladi izquierdo del cuello.
  • Desparasitar es recomendable 4 veces al año con los diferentes productos que hay en el mercado.
  • Las hembras tienen dos celos al año. Las hembras de raza pequeña suelen tener los celos a partir de los seis meses; razas medianas, grandes y gigantes a partir de los 8-9 meses. Sangran aproximadamente 15 días, el momento en el que son fértiles y están receptivas para la monta son los últimos días del sangrado, día 11-13-15.
  • Machos: maduran sexualmente a partir de los 6-8 meses.

Leishmaniosis canina

By | Perro, Veterinario | No Comments

La leishmaniosis canina es una enfermedad causada por un parásito, transmitida por la picadura de un mosquito, el flebotomo.

Llamamos flebotomo al mosquito portador de la enfermedad, el cual es de un tamaño pequeño y suele pasar inadvertido por su vuelo silencioso. Dicho insecto habita fundamentalmente en zonas del interior de España, cuencas mediterráneas y murcianas, como también en Almería, Andalucía, Castilla-La Mancha, León y Extremadura, siendo la zona norte de España de menos riesgo al tener temperaturas mas frías.

Este mosquito suele picar al amanecer o atardecer, estando activo en temperaturas superiores a 16.º – 18.º. Los períodos de mayor contagio son marzo, abril, mayo y septiembre-octubre.

Al ser un mosquito que actúa en desplazamientos cortos, su radio de actuación suele ser entre 2 y 5 kilometros. La hembra del mosquito es la que pica y antes de morir puede infectar entre 2 y 3 perros.

Conocida como la «enfermedad del mosquito», es una de las enfermedades más comunes de nuestros perros. Es importante saber que, dicha enfermedad, solo se transmite mediante una picadura del mosquito, no de perro infectado a perro sano, ni de perro contagiado a hombre.

El período de incubación de la enfermedad es entre 3 y 10 meses, por eso se hacen pruebas serológicas con las que podemos diagnosticarlas, incluso antes de que aparezcan los síntomas. Dichas pruebas se realizan sobre todo cuando el mosquito está inactivo (en enero y febrero).

Los síntomas que puede generar una leishmaniosis en nuestros perros son variados:

  • Falta de brillo en el pelo y descamación.
  • Alopecias en orejas, ojos y hocico.
  • Heridas o úlceras que no cicatrizan.
  • Crecimiento exagerado de las uñas.
  • Sangrado que no cesa (nariz).
  • Afectación renal, hepática o ganglionar.

La enfermedad, según en el estado en el que se encuentre, tiene tratamiento, gracias a estos, los animales con leishmania tienen más esperanza de vida que hace unos años.

Hay métodos preventivos para que su perro no contraiga la enfermedad, debemos ponerle protección ya sea, antiparasitaria externa (spot on, collares), que sean repelentes de flebotomos, o con la vacunación (que se haría siempre y cuando el animal diera negativo en las pruebas de detención de anticuerpos), en el caso de que nuestro perro esté en una zona de riesgo, viva fuera de casa, campo o litoral.