La artroscopia en una técnica mínimamente invasiva que consiste en la exploración de las articulaciones mediante la introducción de una pequeña cámara en su interior.

Las articulaciones que podemos explorar sobre todo son:

– Hombro

– Rodilla

– Codo

En el hombro para lesiones de inestabilidad por roturas, distensiones del ligamento, o lesiones del tendón del bíceps, es de gran utilidad.

Gracias a las imágenes podemos ver lesiones que a veces en cirugía pueden pasar desapercibidas. Es muy útil por ejemplo en lesiones de menisco u osteocondritis disencante.

Una de las ventajas es que la recuperación es más rápida y menos dolorosa, al infringir poco daño a los tejidos. También al ser de mínima invasión se disminuye el riesgo de infecciones